RSS

“Vanidoso Yo?”

“Vanidoso Yo?”

Escrito por: Giovanni E Romero

La vanidad nos afecta a todos: Aún cuando a los adultos nos gusta pretender que ya hemos dejado de ser afectados por la necesidad de exhibirnos la verdad es que la inclinación perversa de lucirnos y ser admirados no disminuye con los años. Podriamos argumentar que quizas los metodos pero no el fin.

Recuerdo que hace unos años cuando aún estaba en mis 20’s iba camino a hacer unas diligencias en mi vecindario y llevaba puestos un par de shorts, tenis y una camisa cualquiera cuando en eso mi apariencia atrajo la mirada del hermano Jimmy (no es su verdadero nombre). Cuando el hermano Jimmy inmediatamente me dijo, “Hermanito, ¿qué pasa con esa facha? Ponte los pantalones completos por favor”. No podría negar que aquella crítica me impactó, al grado que años después lo sigo recordando. Sin embargo con el tiempo me entere que el hermano Jimmy a pesar de estar cerca de sus 60’s apenas tenía unos 4 años de convertido.

Tenemos memorias bien cortas, sin mucho esfuerzo olvidamos lo que nos ha hecho tropezar en el pasado, lo que no nos da la posibilidad de jactarnos. Me pareció increíble como alguien después de haber pasado toda una vida viviendo a su antojo, sin ley, de pronto en un par de años se auto-nombra guardián de la moral.

Igualmente me resulta curioso cuando gentes en Facebook u otros medios electronicos critican a otros por subir fotos de si mismos acusándolos de vanidosos o de usar el facebook para los propósitos equivocados. No sé cuando se dijo que el Facebook seria creado para una función en particular en este caso “Evangelismo”. Evitar que la gente ejercite su libertad sería similar a sacar de la iglesia a la gente que no está de acuerdo con nuestra interpretación de cristianismo. “Es necesario que el trigo y la cizaña crezcan juntos” dice la Escritura.

El libro de Eclesiastés (1:14) dice que “todo debajo del sol es vanidad”. ¡Todo! Eso indica que aun si tu uso de ese medio (facebook o el que prefieres) es para hablar de tus proezas ministeriales, de los miles a quienes predicaste, de las docenas de países que visitas, de los famosos que tienes entre tus amigos no deja de ser simplemente eso, “Vanidad”.

Probablemente es más fácil disfrazar esos cambios de “Status” y hacerlos ver como intentos genuinos a glorificar a Dios pero no podemos negar que hay un placer personal derivado de ello. Como dice el dicho: “El que vive en casa de cristal cuidese de no tirar piedras.”

Giovanni E Romero

Por favor respeta los derechos del autor.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: